domingo 20.10.2019

Fundación RAMTORR

“CREANDO OPORTUNIDADES PARA TODOS”
“CREANDO OPORTUNIDADES PARA TODOS”

 

“CREANDO OPORTUNIDADES PARA TODOS”

6

 


  1. Análisis y contexto de la situación

La fundación Ramírez Torres, que en adelante se abreviara como “Fundación Ramtorr”, es una fundación sin fines de  lucro creada por profesionales y personas con diferentes experiencias en temas del desarrollo integral y el servicio social, así como en medios de comunicación como radio y televisión, que, teniendo su sede en la ciudad de Usulután, departamento de Usulután, El Salvador pretende trabajar haciendo cobertura a nivel nacional.

12

En El Salvador un país con una brecha amplia entre ricos y pobres, las malas políticas y la corrupción imperante, genera violencia, desempleo, siendo, además, uno de los países más impactados por el cambio climático, teniendo casi en su totalidad el territorio nacional cubierto ´por el corredor seco centroamericano y por supuesto que la migración forzada por diferentes causas, principalmente la económica.

La Sociedad Civil debe de actuar a través estructuras organizativas como la fundación que pretende enfrentar la problemática, sin quitar el rol del estado por garantizar una vida digna de sus habitantes, para permitir el acceso universal a las comunicaciones y al desarrollo integral de la persona humana como centro de todo, bajo la construcción de una cultura de paz.

5

Es importante señalar el informe de país 2018 PNUD. Informe sobre Desarrollo Humano El Salvador2018. ¡SOY JOVEN! ¿Y ahora qué?, Se puede afirmar que la mayor “riqueza” de El Salvador está en su gente, y para aprovecharla, se debe empoderar a los jóvenes. De acuerdo al informe de Desarrollo Humado del PNUD y a Ley General de Juventud, se establece que son jóvenes quienes tienen entre 15 y 29 años de edad. En 2018, este grupo representa aproximadamente el 30 % de la población del país. Desde un enfoque de desarrollo humano, tanto el crecimiento económico como la generación de ingresos son medios para el logro del desarrollo, pero no son fines en sí mismos. El desarrollo humano presta más atención a la riqueza de las vidas humanas que a la riqueza de las economías

8

De acuerdo al PNUD, a pesar de los avances señalados, el desarrollo humano de las personas jóvenes ha sido desigual, y algunas brechas persisten. Por ejemplo, la brecha urbano-rural, donde el valor del IDH (Índice de Desarrollo Humano) de la población joven rural fue un 5.5 % inferior al de la juventud urbana en 2017. Una característica particular de quienes viven en el área rural es que tienen procesos de inserción laboral a una edad más temprana que sus pares urbanos; en promedio, inician casi tres años antes (14.0 versus 16.7 años). Además de una inserción más temprana, se calcula que la inserción laboral de las personas jóvenes rurales es también más precaria que la de sus pares urbanos, al superar en 8.5 puntos el porcentaje de jóvenes con subempleo (49.7 % versus 41.3 %). La inserción laboral más temprana implica una brecha en los desempeños educativos: la juventud urbana supera con un poco más de dos años de escolaridad a las personas jóvenes rurales (10.5 versus 8.2 años) (Ministerio de Economía [MINEC] y Dirección General de Estadística y Censos [DIGESTYC], 2018).

11

Con relación a la violencia; La tasa de homicidios de jóvenes por cada 100,000 habitantes aumentó de 114.9 en 2010 a 165.2 en 2015, y descendió a 105.9 en 2017 (Policía Nacional Civil [PNC], 2018). En promedio, la tasa de homicidios de la población joven es 53.4 % mayor que la de la población adulta en el periodo 2007-2017. Además, se estima que el 27.2 % de los casos de personas víctimas de homicidio en 2017 se trató de jóvenes con edades entre los 18 y 24 años. Más aún, en una perspectiva más amplia, en el periodo 2007-2017 se reportó un total de 44,334 homicidios, de los cuales el 51.7 % fue en contra de personas jóvenes (entre 15 y 29 años), destacando una prevalencia mayor entre los hombres en 9 de cada 10 casos (PNC, 2018).

Entre los hechos que principalmente afrontan las personas jóvenes en sus comunidades, se encuentran: la presencia de asaltos (42.6 % de las personas jóvenes) y la venta de droga en sus comunidades (39.5 %). Al establecer los efectos que la exposición a hechos de violencia tiene sobre los niveles de resiliencia juvenil, se concluye que la afecta negativamente, ya que a medida que las personas jóvenes se ven más expuestas a hechos de violencia reportan en promedio una menor calificación en la escala de resiliencia.

33

Con relación a la inserción ocupacional en el mercado de trabajo de las personas jóvenes es más precaria que la de aquellas mayores de 29 años. Por ejemplo, en promedio, la gente joven gana al mes 0.78 veces lo que una persona adulta, y tiene menores probabilidades de tener un empleo con acceso a seguridad social (30.5 % frente a un 32.2 %).

También persisten brechas en cuanto al área de residencia (urbano-rural) y sexo (hombre-mujer), que reducen las posibilidades de alcanzar una inserción laboral exitosa para las personas jóvenes. Por ejemplo, la población joven que reside en el área rural gana al mes en promedio 0.76 veces el ingreso de las personas jóvenes que residen en el área urbana, y 0.87 veces el ingreso de gente adulta en el área rural. Además, las mujeres jóvenes perciben al mes en promedio 0.80 veces lo que una mujer adulta.

9

El miedo de las y los jóvenes proviene de la posibilidad real que tienen de convertirse en víctimas de la violencia, en particular de la violencia homicida que cobra la vida de cientos de ellas y ellos cada año. Por otro lado, la juventud ve cómo se cierran los espacios físicos para ser y hacer sus proyectos de vida; en muchos municipios, los parques, las canchas deportivas y las calles son espacios de riesgo que con frecuencia están tomados por la violencia. 

7

Adicionalmente, la juventud se siente atrapada por el estigma que se ha construido alrededor de ella, debido a que la mayoría de personas que están en pandillas son también jóvenes. El lugar donde viven, la ropa que usan, la manera en que caminan, todo es fuente de desconfianza. La sociedad ha comenzado a temerles y, además de lidiar con las consecuencias directas de la violencia, deben cargar con los estigmas que limitan sus ya escasas oportunidades educativas y laborales.

Miles de personas jóvenes que no creen en la violencia ni quieren sumarse a la delincuencia, se sienten cada vez menos integradas a la sociedad y menos validadas como ciudadanas, lo que reduce su interés por fortalecer el tejido social.

4

Sin embargo, también hay muchas razones para la esperanza. Estas radican principalmente en la fortaleza de la juventud salvadoreña, en la resiliencia que muestra al ser capaz de sobreponerse sobre el desaliento y la muerte que les rodea

Descrita la situación anterior la fundación pretende trabajar tanto en el ámbito urbano como a nivel rural, dando un mayor énfasis al trabajo con jóvenes, pero sin descuidar el trabajo con los otros estratos etarios de la población.

Convergencia con las políticas gubernamentales:

La “Fundación Ramtorr”, coincide en muchas de las políticas gubernamentales y de organismos multilaterales que tienen presencia en El Salvador.

Hay que mencionar que la juventud salvadoreña que cree que la violencia no es el camino a seguir es mayoritaria en el país. Es fundamental tenerlo presente a la hora de canalizar los recursos, de diseñar los proyectos y en general las políticas, para que estas y estos jóvenes que creen en un futuro mejor sean sujetos de oportunidades reales que refuercen su decisión.

Otro aspecto importante, la juventud es una etapa de la vida que tiene debilidades y fortalezas. Es en las fortalezas de este grupo donde se fundamenta la esperanza de la sociedad salvadoreña, cuyo principal desafío es cohesionarse y fortalecer su tejido social.

También, las y los jóvenes salvadoreños han sido claros en decir lo que necesitan: educación de calidad, que les abra las puertas a un mejor futuro, y un trabajo que les permita construirlo. 

Finalmente, el problema pandilleril es uno de los flagelos más grandes que vive la sociedad salvadoreña pero lejos de amedrentarse o rendirse, muchas y muchos jóvenes han decidido sortear los obstáculos para que la vida y la libertad se impongan al temor y a la muerte.

Como Fundación nos vemos apoyando iniciativas productivas de cualquier índole que estén fundamentadas bajo nuestros valores, especialmente con las personas retornadas que no encuentran ninguna manera de reinsertarse en la sociedad salvadoreña, principalmente los que retornan después de años de no residir en el país y que muchas veces se subutilizan las capacidades adquiridas.

Así como también, nos vemos identificados en las políticas de conservación y protección del medio ambiente, para generar procesos de resiliencia para poder conservar y proteger los pocos recursos naturales que aún tenemos de manera agroecológica y sustentable para disminuir los niveles de vulnerabilidad que tiene nuestro país.

Además, identificamos metodologías de resolución de conflictos, acción sin daños, que desencadene la construcción de una cultura de paz, con un enfoque que garantice la participación ciudadana en las comunicaciones.

  1. Nuestro ser y que hacer

Visión

 Ser una fundación de vanguardia que acompaña el desarrollo integral de personas y comunidades a nivel psicológico, de salud, ambiental y productivo con el fortalecimiento de sus propios medios de comunicación

Misión

Somos una fundación que impulsa procesos de desarrollo integral en comunidades urbanas y rurales con hombres y mujeres creando iniciativas de autosostenibilidad y en armonía con el medio ambiente, bajo un esquema de cultura de paz y con acceso directo a las comunicaciones, radio, televisión y plataformas digitales

  1. Nuestros valores

 

Transparencia:

 Dentro del ámbito de los valores éticos, se conoce como Transparencia la capacidad que tiene un ser humano para que los otros entiendan claramente sus motivaciones, intenciones y objetivos. Igualmente, la Transparencia se enfoca en llevar a cabo prácticas y métodos a la disposición pública, sin tener nada que ocultar.

Seriedad:

Es posible asociar la seriedad al profesionalismo y al trabajo eficaz. Es decir, no puede actuar de forma improvisada o apresurada

Responsabilidad:

Se considera una cualidad y un valor del ser humano. Se trata de una característica positiva de las personas que son capaces de comprometerse y actuar de forma correcta. En una sociedad, se espera que las personas actúen de forma responsable, ejerciendo sus derechos y desempeñando sus obligaciones como ciudadanos. En muchos casos, la responsabilidad obedece a cuestiones éticas y morales.

 Ética:

La ética, o filosofía moral, es la rama de la filosofía que estudia la conducta humana, ​ lo correcto y lo incorrecto, lo bueno y lo malo, ​ la moral, el buen vivir, ​ la virtud, la felicidad y el deber. La ética no se limita a observar y describir esas acciones, sino que busca determinar si son buenas o malas, emitir juicio sobre ellas y así ayudar a encauzar la conducta humana.

Lealtad:

La lealtad es la acción mediante la cual una persona se mantiene fiel a determinadas creencias, ideales, formas de ver el mundo, pero también y principalmente a otra persona, a un colectivo o a un conjunto de sujetos del cual se siente parte.

Profesionalismo:

Es la manera o la forma de desarrollar cierta actividad profesional con un total compromiso, mesura y responsabilidad, acorde a su formación específica y siguiendo las pautas preestablecidas socialmente; es entendido como una virtud o cualidad positiva.

Participación equitativa:

Es sin discriminación, en la adopción de decisiones en diferentes ámbitos y reconoce que la participación equitativa de todos los individuos y pueblos en la formación de sociedades justas, equitativas, democráticas y no excluyentes puede contribuir a un mundo libre de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia.

Solidaridad:

La “Fundación Ramtorr” está comprometida con la solidaridad entre todas las personas, pero en particular con las pobres, porque ve el mundo a través de sus ojos y reconoce la interdependencia de la familia humana. La solidaridad es la perseverante determinación de trabajar por el bien común. “Los problemas socioeconómicos sólo pueden ser resueltos con la ayuda de todas las formas de solidaridad: solidaridad de los pobres entre sí, de los ricos y los pobres, de los trabajadores entre sí, de los empresarios y los empleados, solidaridad entre las naciones y entre los pueblos. La solidaridad internacional es una exigencia del orden moral. En buena medida, la paz del mundo depende de ella”.

  1. Ejes transversales.

 

  1. Promover la cultura de paz

Consiste en una serie de valores, actitudes y comportamientos, que rechazan la violencia y previenen los conflictos, tratando de solucionar los problemas mediante el diálogo y la negociación entre las personas y las naciones, teniendo en cuenta un punto muy importante que son los derechos humanos, pero así mismo respetándolos e incluyéndolos en esos tratados. Esta fue definida por resolución de la ONU, siendo aprobada por la Organización de las Naciones Unidas el 6 de octubre de 1995 en el Quincuagésimo tercer periodo de sesiones Resolución 53/243

  1. Velar por la participación ciudadana en las comunicaciones

 

La Comunicación como Instrumento Fortalecedor de la Participación Ciudadana: hacia una Democracia Inclusiva (Johanna Luksic Lagos).

Desde la década de los 70 es posible hablar de una nueva forma de hacer política orientada a los medios de comunicación, particularmente la televisión.Con la masificación de los medios de comunicación, las Instituciones Públicas han requerido ir especializándose progresivamente en esta materia. En este sentido, la Comunicación se ha transformado en un instrumento fortalecedor de la Participación Ciudadana, en cuanto tiene como objetivo optimizar las estrategias de comunicación, de manera tal de aumentar su influencia en la opinión pública.En otras palabras, utilizar la capacidad de los medios de difusión, y otras formas de comunicación pública, para la elaboración de la agenda pública con participación activa y efectiva de la ciudadanía, informar y orientar a ésta, coordinar acciones y, en general, sentar las bases para una mayor capacidad de acceso y participación ciudadana.

Hoy en día, “Comunicación” y “Participación” se ven como dos conceptos complementarios y causales ya sea para fines orientados a nutrir de los elementos necesarios de gobernabilidad a un determinado grupo político, entendiendo como la gobernabilidad como la capacidad de los sistemas políticos democráticos de sociedades más complejas o bien, que busca satisfacer las demandas, cada vez mayores, de establecer un cogobierno por parte de la ciudadanía.

  1. Líneas estratégicas de la Fundación

 

1. Promover la educación no formal en la población

2. Estimular actividades culturales en la población

3. Orientar a los jóvenes para que sean hombres y mujeres productivos

  1. Objetivos estratégicos de la “Fundación Ramtorr”

 

  1. Implementar procesos de educación no formal integral en la población atendida para generar diferentes opciones de desarrollo autosostenible bajo un enfoque de cultura de paz y armonía con el medio ambiente.

2.1 Promover a través de actividades culturales en la población la generación de conocimiento     que generen integración familiar utilizando medios masivos de comunicación como la radio, televisión y plataformas digitales.

3.1 Generar programas y proyectos que orienten a hombre y mujeres, especialmente jóvenes a procesos de desarrollo que conlleven a desencadenar procesos productivos sostenibles.

Fundación RAMTORR
Comentarios