miércoles 1/12/21

El Salvador, es mundialmente reconocido por muchas cosas, pero sin duda que una de las que más orgulloso nos hacen son las pupusas, y es que el municipio de Olocuilta es llamado en el mundo como la cuna de la pupusa de arroz.

Y es aquí donde nació Blanca Umanzor, quien ahora vive en el municipio de Usulután, y traslado la receta de las pupusas de arroz hasta el granero de la república.

Pero no solo el sabor de las pupusas es importante en este platillo salvadoreño, si no también el toque ideal en los acompañantes, como la salsa de tomate y el curtido o cebolla.

Este negocio es una herencia familias, por lo que ahora Maricela, nieta de Blanca, se está involucrando en el emprendimiento, ya que reconocen que es de la elaboración de pupusas, que han salido adelante.

Pero para niña Blanqui, como es conocida el sabor tradicional de las pupusas salvadoreña es algo que se debe conservar, ya que llena de orgullo a los nacidos en el llamado pulgarcito de América.

Las pupusas de arroz de Olocuilta en Usulután
Comentarios